Como hacer un pez artesanal para pescar calamares

Para la creación del pez potera para la pesca al calamar hay que tener claros tres aspectos fundamentales, ya que la eficacia del pez potera viene condicionada principalmente por:

  • Puntos a tener en cuenta:

1. Que el pez navegue bien.

Es absolutamente necesario que el calamar crea que es un pez o un camarón pues, si no, no se tirará a él. Navegar bien significa que cuando se sumerja en el agua (de mar, no dulce) sujeto al sedal, debe quedar horizontal.

Si el pez se inclina con la corona hacia abajo (cabeza hacia arriba) hay que pegar un trozo de corcho o similar para levantar la cola o habrá que cambiar la corona por otra más ligera.

Si el pez, por el contrario, levanta la cola, es más facil de corregir pues basta poner un plomito de bola del tamaño necesario en la parte trasera de la barriga del pez (ojo si el cuerpo es de plástico, habrá que hacerle un agujero para colocar la bolita y puede ser que abras una vía de agua que inutilice el pez). El agujero debe sellarse bien con pegamento, como por ejemplo “Araldit rápido”.

También es importante que, al darle el tirón con la caña o con la mano, el pez suba y después pique hacia abajo con la velocidad que se quiera (depende del grado de plomado que lleve segun donde se quiera pescar, si en superficie o en el fondo). Lo que no debe hacer el pez son movimientos horizontales.

Cuando haces una potera artesanal, la navegabilidad la consigues con el plomo que colocas en la barriga, situándolo más adelante o más atrás segun te pida el propio pez al sumergirlo en agua del mar.

2. El chipirón debe desconfiar lo menos posible cuando vea el señuelo.

La corona debe ser lo más fina posible. En un principio se puede usar la corona de los peces potera pequeños baratos (1 euro). Se les quitan las coronas y se les ponen al pez a realizar. Pero sin duda, lo más indicado aunque más laborioso, es realizar la corona con alambres que no superan los 0,35 mm de diámetro, de manera que pesan mucho menos y podremos poner dobles coronas donde otros (la mayoría de los vendedores de peces artesanales) solo pueden colocarlas de tipo simple para poder equilibrar el pez, sobre todo si éste es de pequeño tamaño, apropiado para pequeños calamares o chipirones.

Pez potera artesanal

3. La corona tiene que pinchar bien.

Cuando el calamar se tira al pez y se da cuenta de que es un engaño tratará de retirarse. Y, en ese momento, en el que juega su papel la corona. En ese momento el calamar ya debe de estar bien enganchado. Por tanto, en teoría pesca pejor un pez con doble corona que uno con una corona simple.

  • Materiales utilizados:

Poliuretano de alta densidad.

Se compra en tabletas de 30×20 cm. Su precio es de 11 euros la tableta, que da para hacer unos 60 peces segun formas y tamaños. Es un material duro y ligero que se trabaja muy bien con cuter y lija fina.

Tambien se puede usar madera de samba (que no de balsa), que también se trabaja muy bien y dicen que no absorbe humedad pero eso no es totalmente cierto, ya que peces que navegaban muy bien en un principio, acababan inclinando la cola hacia abajo. El poliuretano, por el contrario, no absorbe agua, luego es el material optimo para este tipo de trabajos.

- Giratorios pequeños (tamaño adecuado al pez).

Los pongo en la boca. Otros prefieren poner alambre que es más fino y permite hacer la boca más afilada. Como querais.

- Dobles coronas (de diferentes diámetros según el tamaño del pez). Se realizan con alambre de 0,35 mm de diametro, cortando todos a una misma medida, doblandolos y clavandolos en la cola del pez. Para una mejor sujección se puede usar además un pegamento rápido como Araldit.

- Tela: Se puede usar, o no. En este caso no usaremos tela.

- Pintura en spray o con aerógrafo (disuelta en agua). Tiene la ventaja de que si el pez se decolora se vuelve a pintar sin problemas del mismo o de distinto color.

- Plomos de distinta forma y peso para colocar en la barriga.

- Ojos (la cabeza de un alfiler) Cortado a medio centímetro más o menos para poder clavarlo en el pez (a veces en la parte superior de la cabeza, a veces en los laterales). En ocasiones, sobre todo si el pez es un poco grande, se pueden incluir también en el alfiler media bolita fluorescente o usar ojos de otros peces Yo-Zuri o Yamashita que van quedando inservibles debido a su desgaste.

- Plumas: De peces viejos o de peces malos baratos. También se pueden usar pelos de piel de zorro o de otro tipo, pues dan a las aletas un movimiento ondulante muy atractivo.

  • Procedimiento para la fabricación del pez:

- Elegir la forma y tamaño del pez que se va a construir.

- Cortar una tira de poliuretano de las medidas adecuadas al pez.

- Dibujar en la tira el contorno del pez.

- Cortar con el cuter hasta medidas aproximadas a las del pez (evitar señuelos torcidos o no simétricos).

- Lijar el pez, dejando más gruesa la parte de la cabeza (donde irá alojado el giratorio) y de la cola (donde irá la doble corona).

- Crear agujeros en la cabeza y cola con un destornillador de estrella estrecho, procurando que vaya recto por el medio del material.

- Poner pegamento abundante en los agujeros y colocar el giratorio y la corona.

- Dejar secar.

- Coger un plomo agujereado del tamaño adecuado al pez y a la forma de navegar. A continución clavar en la barriga del pez el alfiler con el plomo (al principio habrá que hacer ensayos de navegabilidad y estabilidad en el agua de mar). Para ello, se puede sumergir el pez en un recipiente con agua de mar, observando como se posiciona, y cambiar la ubicación del plomo hasta conseguir la orientación deseada.

- Una vez que tenemos el peso y la orientación deseada, procedemos a quitar el plomo clavado y a crear en ese mismo lugar un cabidad para colocar el plomo definitivo. Este plomo debe de ser del mismo peso y debe estar en la misma posición que el plomo clavado con el alfiler en el paso anterior. En el caso de que la cabidad creada para el plomo salga más grande que el plomo, la solución será la de tapar el espacio sobrante con pegamento o con un trocito de poliuretano.

- Despues debemos pegar el plomo y el trocito de poliuretano si hace falta. Una vez seco volver a comprobar la navegabilidad del pez. Si se quiere variar la navegabilidad modificando el plomo (quitandolo con unos alicates de corte) debe obrarse con mucho cuidado, quitando primero trocitos pequeños de los extremos y viendo como evoluciona (por lo general, si se quita el plomo de la parte trasera el pez tratará de subir la cola y al revés).

- Pintar el pez con los colores deseados. Se puede dar un barniz posteriormente pero no es necesario.

- Colocar los ojos. Pinchar con unos alfileres en el sitio que se van a poner y con una gotita de Loctite en el agujero (aunque no es necesario).

- Por último hay que colocar las plumas por un procedimiento similar.

El pez está listo para pescar.

Para ver como se hace una linea de pesca a los calamares al parado, puedes leer este artículo.

Gracias a Alfonso por su comentario.

179 ideas sobre “Como hacer un pez artesanal para pescar calamares

  1. Hola! Buenos días!

    Quisiera saber dónde puedo comprar el POLIURETANO en tabletas de 30×20 cm o si tú las vendes.
    Y en cuanto a la tela que se necesita para hacer los peces, también me gustaría saber dónde la puedo comprar y cómo tiene que ser, o si la vendes tú a qué precio me la venderías.
    En espera de tu respuesta, te saluda atentamente,
    Juan

    Mi e-mail es j.moreno.palomino@kzgunea.net

    • Hola juan, puedes conseguir el poliuretano en una buena ferretería de tu barrio. Por otras parte, la tela la puedes conseguir en una mercería, ya que es una tela blanca de nilon. Espero haberte ayudado. Por ahora no vendemos nada, pero en un futuro no descartamos comercializarlas. Gracias y un saludo!

Los comentarios están cerrados.